Drones de principios del siglo 20, así eran

Drones de principios del siglo 20, así eran
16 octubre, 2015 Gago

Durante la Primera Guerra Mundial el ejército de los Estados desarrolló un dispositivo autónomo, siendo capaz éste de desplazarse una distancia máxima de 120 Kilómetros y dar alcance a objetivos enemigos por sí mismo.

Podríamos decir por tanto que el Kettering Bug fue el precursor de lo que ahora conocemos como UAV o Drone, pero claro, con unas diferencias típicas de principios de siglo, sin embargo la estructura y componentes del Kettering Bug eran una gran obra de ingenio para la época.

 

Esta nave no tripulada, se adapta más a la definición de misil de crucero que a la de avión, ya que en su interior albergaba una carga explosiva de 81 Kg, lista para detonar sobre su objetivo.

¿Cómo eran los drones en el 1918?

El kettering desempeñaba su potencia gracias a un pequeño motor de 4 cilindros que Ford Motor Company vendía al ejército de los Estados Unidos a 40 $, el fuselaje de la nave compuesto de madera laminada y papel maché remataba el invento.

Con sus 4,5 m de envergadura, 3,8 m de largo, y una altura total de 2,3 metros, eran necesarios el uso de unos raíles para realizar su despegue. Pero el verdadero reto del Kettering Bug, no era ni su estructura de papel maché ni su pequeño motor. El verdadero pulso a la técnica estaba en su sistema de guiado.

 

Por aquel entonces los Estados Unidos no habían desplegado su red de satélites de posicionamiento, y lejos de saber que significaban las siglas GPS, echaron mano del ingenio para construir un sistema de guía basado en los elementos disponibles en el momento. Un sistema neumático de vacío, un pequeño giroscopio, y un barómetro aneroide/altímetro.

La distancia recorrida del Kettering se medía mediante un sistema mecánico que tomaba en cuenta el número de revoluciones del motor. Los técnicos calculaban la distancia y la dirección del viento y definían un número determinado de revoluciones hasta llegar al destino. En el momento de la llegada el motor entraba en paro y el artefacto se liberaba sobre el objetivo.

¿Y qué pasó al final? que la cosa no fue tan bien como parecía, y el Kettering Bug pasó al olvido.

 

2 Comentarios

Pingbacks

  1. […] ver otro vehículo histórico? Lee nuestro artículo sobre Kettering Bug, un drone de principios del siglo […]

  2. […] ver otro vehículo histórico? Lee nuestro artículo sobre Kettering Bug, un drone de principios del siglo […]

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*